El aumento de la conflictividad socio-ambiental es un fenómeno que caracteriza a la región latinoamericana y pone en evidencia los crecientes cuestionamientos de la ciudadanía a los modelos de desarrollo en el territorio. Si bien es un fenómeno complejo y con múltiples aristas, existen ciertas características comunes a los conflictos en torno a la actividad minera. Este artículo discute algunos aspectos vinculados al modelo de desarrollo y la institucionalidad democrática que deben ser profundizados para comprender qué otras discusiones están ligadas. Entre estos aspectos, se hace referencia a las distintas concepciones de desarrollo que los diversos actores persiguen y el rol del Estado y las instituciones en la mediación y gestión del conflicto.

Descargar archivo