Este artículo analiza los resultados de la 19° Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático llevada a cabo en Varsovia en noviembre de 2013, y refleja las razones por las cuales la falta de voluntad política de los dos mayores emisores causan un “standby” en las negociaciones multilaterales.

Se evalúan las razones para una participación más activa de América Latina, incluyendo los incrementos en costos de adaptación generados por la inacción a nivel global, y se sugieren alternativas para una participación más proactiva de la región, por ejemplo a través de la presentación de objetivos de mitigación apropiados para fortalecer procesos de desarrollo y relacionados con los esfuerzos realizados por los mayores emisores.

Descargar archivo