Como consecuencia de los numerosos conflictos ambientales que surgieron en los últimos años en Argentina es cada vez más importante el rol que tienen los periodistas especializados en su comunicación. Los medios masivos de comunicación son fundamentales como vectores de difusión y de sensibilización de la ciudadanía en los temas ambientales. Pese a esto, la cobertura de las controversias científico-ambientales es menor de la esperada y aún hoy la primicia opaca el seguimiento de temas que se desarrollan a lo largo del tiempo.

El tratamiento comunicacional de las controversias ambientales requiere de un trabajo exhaustivo de investigación, con la profundización de todos los ángulos posibles que tiene el conflicto. De esta manera, el público podrá entender que no estamos solo ante una novedad, sino frente a una problemática que depende de varios factores para ser resuelta.

El objetivo es ofrecer a la audiencia buena información, veraz, con datos precisos, que pueda ser de utilidad, para que sobre ella se pueda opinar y decidir. Las decisiones se toman sobre la base de la información, pues siempre es mejor saber más que menos sobre un asunto.

Por ultimo, la comunicación debe ser honesta y rigurosa, aunque seamos esclavos de nuestra propia historia.

Descargar archivo