El 18 de junio del año 2015 un grupo de alumnos de la Clínica Jurídica de la FARN junto al equipo docente tomaron la iniciativa de realizar una visita de campo al predio “El Pueblito” ubicado en los márgenes del Riachuelo, en el barrio de Pompeya de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La intención fue verificar el estado ambiental y social de las viviendas de Inés Ríos y Fanny Choque, consultantes de la clínica jurídica. Ambas vecinas del barrio sufren reiteradas inundaciones con residuos cloacales en su domicilio lo que expone a serías enfermedades a sus familias.

De dicha visita no sólo se pudo corroborar la complejidad de las inundaciones, las cuales según testimonios de las consultantes pueden llegar a alcanzar el medio metro de alto, sino que se pudo observar el circuito de tomas y cañerías de la empresa AySA que comienzan en la Avenida Sáenz pasan por sus hogares y desembocan en el Riachuelo. Asimismo se tomaron fotografías de la zona donde queda en evidencia las dificultades que deben soportar cuando se tapan las cañerías.

Desde la Clínica Jurídica de FARN, de acuerdo a la legislación nacional y municipal vigente en relación al libre acceso a la información pública (Art. 41 CN, Ley Nacional 25.831 y Ley 104 de la CABA), se han enviado pedidos de información al IVC y al Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires a fin de conocer la existencia de alguna política que trajera una solución definitiva al problema de las inundaciones. Asimismo se enviaron reiterados pedidos a la empresa AySA para conocer si desde su lugar de empresa prestadora de servicios de aguas se estaba pensando en realizar las obras necesarias para evitar que se sucedan las inundaciones por el tapado constante de cañerías.

Corresponde señalar que hasta el momento no se ha recibido una respuesta concreta que ponga fin a la problemática presentada, es por ello que desde la Fundación se está evaluando la posibilidad de generar una mesa de diálogo entre las vecinas, AySA y FARN para poder diseñar un plan de obras que modifique, de ser posible, el recorrido de las tomas de aguas para que no se ubiquen debajo de las viviendas de las consultantes.