El 15 de diciembre de 2016, a fin de cumplir con los lineamientos de las Políticas de Salvaguarda del Banco Mundial,  la Subsecretaría de Energías Renovables del Ministerio de Energía y Minería de la Nación envía un correo electrónico informando que se encuentra abierto el proceso de consulta sobre el Marco de Gestión de Riesgo Ambiental y Social (MGRAS) del Programa RenovAr de dicha Subsecretaría, permaneciendo abierto hasta el 5 de enero de 2017.

El programa RenovAr tiene por objetivo cumplimentar con las metas establecidas en la nueva Ley de Energías Renovables Nº 27.191: 12% de la participación de la generación de energías renovables a 2019 y el 20% para 2025. Durante 2016 se realizaron dos rondas licitatorias (Ronda 1 y Ronda 1.5), en las cuales se adjudicaron 59 proyectos que totalizan 2424 MW de potencia entre las siguientes formas de generación: 60,8% eólica; 37,8% solar; 0,6% biomasa; 0,5% pequeñas hidroeléctricas y 0,4% biogás.

Los documentos que se abren a consulta contienen los criterios que deben ser seguidos para la ejecución de los distintos proyectos del plan RenovAr, incluyen lineamientos para el caso de consulta libre previa e informada, desplazamiento y otras afectaciones a pueblos indígenas, entre otros aspectos. 

Desde FARN consideramos que esta convocatoria no reúne las características de una consulta pública por los siguiente motivos: el plazo es extremadamente corto para el análisis de 3 documentos de más de 300 páginas cada uno, en particular dados los asuetos anunciados en varias provincias de este país para este período del año, el espacio y formato para comentarios es escueto y el medio por el que se realiza (internet) no es el adecuado para llegar al público deseado, en particular a comunidades indígenas que pueden verse afectadas por proyectos y no tienen acceso frecuente a la red. 

Por la importancia de los temas a analizar y teniendo en cuenta las circunstancias mencionados, consideramos necesario la revisión de esta convocatoria para que la misma pueda cumplir el objetivo de ser una verdadera ser considerada una consulta pública.