El Informe Ambiental 2017 colmó La Trastienda Samsung con más de 400 participantes. Importantes reflexiones de especialistas, la magia de Mimi Maura y un público comprometido hicieron de este evento una reafirmación de la necesidad de fortalecer una agenda ambiental nacional y regional estratégica, justa e inclusiva.Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) presentó anoche la 9na. Edición del Informe Ambiental cuyo propósito es analizar sobre los temas más importantes de la agenda pública ambiental.

Desde el inicio, el reconocido periodista Sergio Elguezábal invitó a todos a reflexionar sobre los desafíos actuales en materia de desarrollo y la urgente necesidad de actuar de manera sinérgica ante episodios que evidencian, con mayor frecuencia e impactos, la crisis climática.

En su introducción, Andrés Nápoli, Director Ejecutivo de FARN, destacó la relevancia de contar con el informe público ambiental por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, establecido por la Ley 25675, art 18, que nunca se cumplió excepto en el año 2012. Sin embargo alertó sobre las contradicciones en los procesos estratégicos y decisiones políticas que lleva a cabo el gobierno nacional en materia minera, energética, agrícola e hídrica.

La mesa llevó el título “El ambiente en contexto de incertidumbre: crítica y perspectiva de las políticas ambientales en Argentina” y contó con la presencia de la reconocida investigadora y escritora Maristella Svampa; con el especialista en geopolítica del litio Bruno Fornillo, y con el actual Diputado Nacional por Cambiemos Juan Carlos Villalonga.

El debate estuvo centrado en cómo pensar y construir un desarrollo sustentable justo e inclusivo en un contexto donde las desigualdades sociales se profundizan y el financiamiento del Estado sostiene prácticas con alto impacto ambiental como lo es el fracking. “El desafío es civilizatorio” anunció Cali Villalonga, acentuando los desafíos en la transformación hacia modelos de desarrollo más sustentables. Mientras que Maristella Svampa destacó los límites de esta apuesta a una forma de desarrollo con maquillaje socio-ambiental, “no tenemos que pensar al ecosistema como una cuenta más en la contabilidad de las empresas”, apuntó la investigadora. Finalmente, Bruno Fornillo precisó sobre la necesidad de pensar un desarrollo fortaleciendo la cadena de valor de un recurso natural estratégico como es el litio y señaló la necesidad de un Estado activo que pueda gestionar los intereses externos priorizando el crecimiento integral del país.

Durante el evento, además se entregó el Premio Adriana Schiffrin que en esta edición tuvo un reconocimiento de $15.000 oara el proyecto “Club de reparadores”, una iniciativa itinerante de Marina Pla y Melina Scioli; el segundo premio fue de $7.500 y lo recibió Nahuel Letang por su emprendimiento “CalEco”; y, finalmente María Eugenia Estenssoro recibió una mención por “Taller Solidario” de la organización que lidera, Fundación Equidad. Y como cierre de lujo, Mimí Maura hizo vibrar la noche ambiental de La Trastienda.

FOTOS DEL EVENTO AQUÍ