A 24 horas de la partida del primer mandatario, la coalición de ONG que busca salvar al río Santa Cruz, invita a todos a pasar a la acción y le pida a Macri que no destruya el último río glaciario. También lanza el trailer de MATAR AL RÍO, un documental que explica por qué es un crimen avanzar con las obras:  http://www.riosantacruzlibre.org/

Viernes, 12 de mayo 2017. Con la consigna “Pedile a @mauriciomacri que no destruya el río Santa Cruz” la coalición de ONG convoca a la sociedad a que alerte al Presidente antes de viajar a la República Popular de China para que no avance con el polémico proyecto que presenta grandes contradicciones con la agenda ambiental impulsada por el gobierno, y plantea profundas limitaciones al desarrollo estratégico y sustentable de la matriz energética argentina.  

Numerosas notas de prensa mencionan que el presidente entregará a su par chino el Estudio de Impacto Ambiental que habilitaría la construcción de las represas hidroeléctricas Kirchner y Cepernic sobre el Río Santa Cruz. Dos grandes obras que hoy se encuentran paralizadas por orden de la Corte Suprema de Justicia por no cumplir con obligaciones de acuerdo con la Ley de Impacto Ambiental de Obras Hidráulicas. Es decir, si esto sucede el presidente argentino dará por sentado el cumplimiento de un proceso que todavía no está concluido.

Para poder avanzar con las represas faltan dos instancias fundamentales: una audiencia pública y una Evaluación de Impacto Ambiental. Según el fallo de la Corte Suprema“… la magnitud del proyecto requiere una reflexión profunda, científicamente probada, socialmente participativa y valorativamente equilibrada…”.

Sin embargo, la presión y amenaza de un cross default por parte de China sigue y pareciera ser una situación sin salida. “Lo que deberíamos preguntarnos en esta instancia es si tiene sentido avanzar con dos represas que extinguirán al macá tobiano, impactarán negativamente en otras especies, destruirán un ambiente y ni siquiera resolverán el problema energético, sólo porque el contrato fue firmado por la gestión anterior. Tal vez sea momento de frenar y repensar qué tipo de Estado plantea el gobierno actual y que país propone Cambiemos” plantea la coalición.

En términos legales todavía no está todo dicho sobre este proyecto, sin embargo las versiones de que las represas son un hecho siguen circulando. Frente a esto la coalición de ONG produjo un documental en el cual se explica la historia de estas represas: cruzadas por la corrupción y la falta de sustento técnico y energético. Además alerta sobre la extinción de una especie: el macá tobiano, un ave que depende del río para su subsistencia. El lanzamiento del documental: MATAR AL RÍO, se realizará en junio pero ya se encuentra disponible su trailer.

Para ayudar a la sociedad a entender la problemática, la coalición decidió contarlo de una forma clara, impactante y con testimonios precisos en un documental en el que se desarrollan los aspectos involucrados en la construcción de las represas: “Lo de las represas fue una bajada de línea puntual, me la dieron a mí, me dijeron que las represas se iban a hacer, que era una decisión del gobierno nacional y que nosotros no podíamos entorpecer las obras que se iban a hacer en Santa Cruz.” afirma Soledad Verón, ex-directora de la agencia ambiental municipal de Río Gallegos.

Que Macri lleve a China la “buena noticia” representa incumplir con la rigurosidad científica, independiente y participativa necesaria para aportar algo de transparencia al oscuro proceso adjudicatario. “El contrato de obras del complejo hidroeléctrico Kirchner-Cepernic se inclina fuertemente a favor de los acreedores (empresas y bancos chinos involucrados) imponiendo cargas financieras enormes al Gobierno argentino si los proyectos se modifican o se cancelan”, alerta María Marta Di Paola, investigadora de FARN.

Resulta poco coherente para el plan ambiental del país que a 15 días de haber lanzado el programa Extinción Cero, en cuya lista de especies protegidas se encuentra el macá tobiano, hoy se siga insistiendo en la construcción de dos represas que firmarán su extinción. Y la falta de coherencia se mantiene alrededor de otras acciones que el estado implementó en el último tiempo, así lo manifiesta Hernán Casañas Director Ejecutivo de Aves Argentinas: “El Estado creó hace pocos años un Parque Nacional para salvar al macá tobiano de la extinción. Hoy ese mismo Estado puede firmar el acta de defunción de la especie”.

Frente a esto, Andrés Nápoli, Director Ejecutivo de FARN manifiesta: “resulta necesario que tanto el gobierno de China como las instituciones que financian el proyecto, eviten esgrimir posibles represalias por la falta de avance en las obras, acaten lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación y prioricen el cumplimiento de la ley argentina, que dispone que toda obra de gran magnitud, como es el caso de la construcción de dos mega represas, deba cumplir, de manera previa a su construcción, con el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, el que además deberá contar con bases científicas y ser realizado por profesionales e instituciones independientes”.

Hace más de un año que la coalición presenta argumentos al Estado para que no siga con este proyecto; hoy ya sobre la recta final necesita que sea la sociedad entera quien le pida a Macri que no destruya el río Santa Cruz.

http://www.riosantacruzlibre.org/

Twitteá: Le pido a @mauriciomacri que NO destruya el Río Santa Cruz #RioSantaCruzSinRepresas + https://www.youtube.com/watch?v=m-s9BUUYgFw