Este día fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidades en 1972, coincidiendo con la llamada Cumbre de la Tierra, realizada en Estocolmo de ese año..

En esta oportunidad,​ FARN invita a reflexionar sobre la importancia de ser más conscientes de nuestro propio impacto ambiental en una de las decisiones que tomamos ​a cada instante. Ello nos desafía como especie humana a avanzar hacia una transformación ​urgente ​de nuestros valores y hábitos de consumo.

 “Un desarrollo sustentable inclusivo y justo ​no es posible sin una ciudadanía informada y activa, involucrándose en procesos de toma de decisión relativos al ambiente, contribuyendo a la construcción de políticas públicas de largo plazo”, resalta Ana Di Pangracio, Directora Ejecutiva Adjunta de FARN.

Este camino debe fortalecerse ejerciendo el derecho a un ambiente sano (Artículo 41 de la Constitución de la Nación Argentina) para desarrollar nuestra vida cotidiana en un entorno cada vez más seguro.

Todo momento del día es una excelente oportunidad para comprender que el día del ambiente son todos los días.