La ley 1854 (Residuos Sólidos Urbanos) de la Ciudad de Buenos Aires, conocida como “Ley Basura Cero”, se trata de una norma moderna, cuyo objetivo prioritario es disminuir y evitar la contaminación y el impacto ambiental producido por la generación y gestión de estos residuos.

La Ley Basura Cero implica un gran desafío para la gestión integral de los residuos sólidos urbanos generados en la ciudad, ya que deben cumplirse metas exigentes en relación a la cantidad de estos desechos que es derivada a disposición final mediante el método de relleno sanitario. Esta ley y su reglamentación han dado lugar a la puesta en marcha de un amplio proceso participativo en cuanto al seguimiento en el cumplimiento de la normativa como así también en las propuestas de regulación e implementación desde la sociedad civil.