La cuestión energética surge actualmente como uno de los desafíos más complejos a resolver, tanto desde el punto de vista económico como desde lo ambiental. La posibilidad de explotar hidrocarburos no convencionales no debe situarse como la única alternativa a considerar frente al contexto de crisis energética actual.

En tal sentido, y teniendo en cuenta la disponibilidad de recursos naturales que posee el país para la generación de energías limpias, resulta necesario impulsar la diversificación de la matriz energética para incorporar, en forma progresiva, la generación de energías más próximas al cuidado del ambiente.

Asociate a FARN y apoyá esta causa