RioSantaCruz

La posibilidad de construir dos represas sobre el último río glaciario que tiene la Argentina comenzó a pensarse en 1950. Sin embargo, su baja prioridad dentro del variado menú de fuentes de energía disponibles, sus enormes impactos ambientales, su elevado costo económico y el bajo aporte en términos de oferta energética, hicieron que el mismo quedara relegado. No obstante en la última década, logró consolidarse como un proyecto en vías de ser ejecutado.

La producción de energía, un bien necesario e imprescindible para el desarrollo de todas las sociedades, no debe realizarse a cualquier costo.

Descargar archivo