Comunicados

Nuestra posición | Noticias | Gacetillas
22
May

22 de mayo: Día Internacional de la Diversidad Biológica

Desde el año 2000, y por decisión de la Asamblea General de Naciones Unidas, cada 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica.

La biodiversidad hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que esta conforma. La biodiversidad que observamos hoy es el fruto de miles de millones de años de evolución, moldeada por procesos naturales y, cada vez más, por la influencia del ser humano. Esta diversidad forma la red vital de la cual somos parte integrante y de la que tanto dependemos. Es esencial además para el funcionamiento de los ecosistemas. En cada ecosistema, los seres vivos, entre ellos, los seres humanos, forman una comunidad, interactúan entre sí, así como con el aire, el agua y el suelo que los rodea. Es esta combinación de formas de vida y sus interacciones mutuas y con el resto del entorno que ha hecho de la Tierra un lugar habitable y único para los seres humanos. La diversidad biológica ofrece un gran número de bienes y servicios que sustentan nuestra vida. Si bien cada vez la humanidad es más consciente de su gran valor y riesgos que enfrenta, los desafíos son muchos y enormes.

A diferencia de celebraciones anteriores, este 22 de mayo de 2018 cuenta con un condimento especial, el 25º aniversario de la adopción del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Se trata de un instrumento jurídico-vinculante que surgió en la célebre Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992 que hoy tiene 196 Estados Parte, entre ellos la Argentina. Sus tres principales objetivos son la conservación de la biodiversidad, la utilización sostenible de sus componentes, y la participación justa y equitativa en los beneficios que se derivan de la utilización de los recursos genéticos.

A partir de este Convenio fundamental, la comunidad internacional ha alcanzado una serie de acuerdos y ordenado medidas para la salvaguarda de la biodiversidad, como así también ha adoptado planes estratégicos con metas y objetivos que llaman a la acción para atender la grave crisis de extinción de especies que se atraviesa, entre otros muchos asuntos relacionados.

FARN es organización observadora ante el Convenio de Diversidad Biológica, y sigue de cerca las negociaciones que se dan en su seno, asistiendo a sus reuniones y contribuyendo con diversos aportes a este escenario global desde su lugar como organización de la sociedad civil. Asimismo, la fundación está registrada ante la Comisión Nacional que tiene a su cargo la realización e implementación de la Estrategia Nacional de Biodiversidad, un mandato global de gran relevancia,  que busca establecer metas y objetivos nacionales para  promover una aplicación coherente y eficaz de los objetivos principales del convenio internacional e integrar la biodiversidad a la variedad de sectores productivos, cuyas acciones impactan negativamente en aquella poniéndola en riesgo, para generar los cambios definitivos necesarios.