Comunicados

Nuestra posición | Noticias | Gacetillas
16
Oct

Paso a paso: la prohibición de nuevos productos químicos

El pasado martes 9 de octubre, con su publicación en el Boletín Oficial, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) resolvió por Resolución del SENASA 263/2018 la prohibición de la elaboración, importación, fraccionamiento, comercialización y uso de las sustancias activas carbofurán, carbosulfán, diazinón, aldicarb, dicofol y sus productos formulados, que son utilizados como terapéuticos en semillas. Esta normativa surge ante la presencia en el mercado de artículos autorizados con la misma eficacia, pero que revisten un menor riesgo para el impacto en la salud humana y el ambiente.

Cabe destacar que las sustancias prohibidas por la normativa son tóxicas para peces y aves. En adición, el carbofurán es tóxico para abejas y el aldicarb lo es también para mamíferos.

Las empresas que posean dichos productos en el Registro Nacional de Terapéutica Vegetal deben declarar su stock y pueden solicitar la baja de las inscripciones de manera voluntaria. El incumplimiento de la norma tendrá sanciones como decomiso, suspensión y multas, entre otras.

Esta normativa es respuesta a la creciente preocupación a nivel mundial acerca de los impactos negativos de los agroquímicos; y asumiendo además que el carbofurán, por ejemplo, ya se encuentra prohibido en países de la Unión Europea, Canadá, Cabo Verde y Chad, entre otros.

La prohibición del carbofurán es un reclamo de larga data que se reavivó a principio de este año con la muerte de 34 cóndores en la provincia de Mendoza, donde han sido declarados monumento natural, intoxicados por este pesticida. Si bien su función es el tratamiento de enfermedades y plagas en semillas, es reconocida la práctica entre productores rurales de Cuyo para combatir a los predadores de sus animales. La práctica consiste en colocar el producto químico en los cadáveres para que, si el depredador vuelve, ingiera el veneno desde el cuerpo de sus víctimas, afectando de este modo también a las especies carroñeras, como el cóndor. FARN, junto con un grupo de organizaciones, reclamó oportunamente a las autoridades nacionales de Ambiente y Agroindustria poner fin al conflicto entre productores ganaderos y los carnívoros silvestres por medios no letales para éstos últimos, poniendo además en riesgo la salud humana.

Desde FARN le damos la bienvenida a esta decisión, y remarcamos una vez más la importancia del control y monitoreo adecuados del uso de productos de síntesis química para preservar la salud y el medio ambiente.

You are donating to : FARN

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...