Comunicados

Nuestra posición | Noticias | Gacetillas
28
May

Base de Ayuda Humanitaria en Neuquén: más dudas que certezas

En mayo de 2018 se conoció la noticia de que se retomaría la construcción de una base de ayuda humanitaria en la provincia de Neuquén. La estructura de este “Centro de Operación de Asistencia Humanitaria y Desastres Naturales”, como lo dieron en llamar muchos medios locales y nacionales, había sido proyectada en 2012, pero su construcción resultó rápidamente desestimada.

Las negociaciones se retomaron el año pasado, cuando una comitiva de funcionarios de la embajada de los Estados Unidos visitó un área de la meseta neuquina donde se levantará el complejo, que será financiado por el U.S. Southern Command (Comando del Sur).

De acuerdo con lo publicado por la Embajada de Estados Unidos en Argentina, el edificio servirá para albergar a los miembros de Defensa Civil y del Comité de Emergencia locales en caso de situaciones drásticas, como inundaciones, erupciones volcánicas y terremotos, entre otras.

En ese contexto, el sitio de emplazamiento del proyecto propició ciertas especulaciones. La primera de ellas asociada con la proximidad de Vaca Muerta, la segunda reserva de gas no convencional y la cuarta en lo que respecta al petróleo a nivel mundial, según datos publicados en el Plan Energético Nacional basados en la Agencia Internacional de la Energía de Estados Unidos.

Otra de las especulaciones surgidas en torno a la elección del lugar es la presencia de la Estación de Espacio Lejano de China en el marco del programa de exploración de la Luna que lleva adelante ese país, cuyos fines se establecieron mediante un convenio firmado en 2016, cuando China ejercía la presidencia del G20. Ahí se establece su explotación “exclusivamente con miras al uso civil en el campo de la ciencia y la tecnología”, y que “la información resultante de sus investigaciones de ninguna manera podrá ser utilizada con propósitos militares”. El convenio cedió 200 hectáreas de soberanía nacional para hacer uso del 10% de la tecnología allí establecida.

Sin embargo, la base de ayuda humanitaria (como también se la llama en los medios) no se ha empezado a construir: según el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti, la embajada de Estados Unidos dio marcha atrás con el financiamiento debido a ciertas resistencias sociales.

Conocidas estas noticias y frente a la ausencia de información oficial, FARN realizó  pedidos de información a diferentes organizaciones gubernamentales.

En junio de 2018 se envió un pedido de acceso a la información en primera instancia al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, en el que se pregunta por la elección del sitio de emplazamiento, el plazo de la obra, el objetivo que tendría la base, las actividades que se llevarían a cabo en el predio y su costo. La escueta respuesta del ministro Jorge Faurie fue la siguiente: “Cumplo en informarle que esta Cancillería no ha participado en las negociaciones de referencia y que, por ende, no se registran antecedentes a lo requerido”, a lo que sumó la sugerencia de hacer la consulta a la Provincia de Neuquén.

Durante julio de 2018 se reenvió el pedido al Ministerio de Defensa de la Nación. La respuesta de la cartera a cargo del Dr. Oscar Raúl Aguad, firmada por José Luis Vila de la Subsecretaría de Asuntos Internacionales de la Defensa, fue: “Se hace saber que la instalación de la base de ayuda humanitaria en la provincia de Neuquén fue un acuerdo impulsado por el gobierno de esa provincia que no implica movimiento de tropas, por lo que este Ministerio no fue requerido para participar de las negociaciones”. Al igual que la Cancillería, el Ministerio de Defensa sugirió consultar a la gobernación de Neuquén.

Finalmente, a comienzos de 2019 se realizó el pedido de información al gobierno de Neuquén, con las mismas consultas respecto del emplazamiento y el objetivo de la obra. La respuesta del subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti, indicó que “solo existe la factibilidad de la construcción de instalaciones” y que estas se utilizarían para uso y resguardo de materiales propios de la logística de emergencias y de la gestión operativa, logística y de comunicaciones de las emergencias recurrentes de la provincia, para fortalecer la Subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana ante “los incidentes ocasionados por el cambio climático que cada vez son más recurrentes”. Además, detalla que el concepto de base de ayuda humanitaria no responde a necesidades reales y operativas de la Defensa Civil y la Protección de la población, y aclara que el gobierno de Estados Unidos “no tiene ni tendrá facultades ni atribuciones, ni personal asignado”. En caso de concretarse la construcción, una vez terminado el edificio será administrado y ocupado por personal de Neuquén.

En síntesis, poco se sabe de la base de ayuda humanitaria. Se dice que su construcción sería una donación de Estados Unidos pero que no habría personal extranjero ni estaría su administración a cargo de ese país.; en cualquier caso, la data oficial tuvo que requerirse de manera específica a través de los pedidos de acceso a la información. Asimismo, se desconoce si existe algún tipo de contraprestación para Neuquén u obligaciones a cumplir una vez construida la base. Cabe preguntarse qué tan necesaria es una base de ayuda humanitaria en una de las zonas con menor densidad poblacional y donde la preocupación por los sismos es creciente, dada la actividad de Vaca Muerta en zonas aledañas.  

Estas donando a: FARN

¿Qué monto te gustaría donar?
$10 $20 $30
¿Quisieras hacer regular tus donaciones? Quisiera donación(es)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Nombre*
Apellido*
Email *
Teléfono
Domicilio
Nota adicional
paypalstripe
Loading...