Comunicados

Nuestra posición | Noticias | Gacetillas
10
Sep

Piden a OPIC que rechace el financiamiento para el fracking en Argentina

WASHINGTON, D.C. – En la reunión final del miércoles 11 de septiembre, la junta directiva de la Corporación de Inversión Privada en el Extranjero de Estados Unidos (OPIC, por sus siglas en inglés) considerará dos grandes proyectos de fracking en Argentina que empeorarían la emergencia climática que el mundo enfrenta actualmente. Miembros del Congreso, grupos argentinos y estadounidenses piden a OPIC que rechace este financiamiento. —ENGLISH VERSION BELOW—

“Continuar perforando en Vaca Muerta acelerará la crisis climática”, dijo María Marta Di Paola, directora de Investigación de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN). “Los impactos socio-ambientales de estos proyectos dañarán la salud pública, el agua, la tierra y el aire. En efecto, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU instó a Argentina a reconsiderar la explotación de Vaca Muerta debido a sus impactos sociales y ambientales para las actuales y futuras generaciones”.

Los proyectos, situados en el yacimiento de Vaca Muerta en la Patagonia Argentina, implicarían la perforación e infraestructura para 110 pozos y el desarrollo y la operación de instalaciones intermedias para procesar y transportar petróleo y gas no convencional, además de la renovación de las instalaciones existentes para apoyar la nueva producción. Vista Oil & Gas S.A. y Aleph Midstream S.A., ejecutantes del proyecto, han solicitado financiamiento por US$450 millones a la OPIC. Además, durante la presidencia argentina del G20, OPIC firmó una carta de interés que incluye US$350 millones adicionales para financiar un gasoducto para extraer el gas desde Vaca Muerta.

“El gobierno de Estados Unidos no debería gastar ni un centavo, y mucho menos un total de US$800 millones, para explotar combustibles fósiles en Argentina, un país de ingresos medios altos”, dijo Karen Orenstein, subdirectora de política económica en Friends of the Earth (Estados Unidos). “Mientras el mundo enfrenta una emergencia climática, los fondos estadounidenses para Vaca Muerta agregarían combustible a un incendio que ya está fuera de control”.

Explotadas a su máximo potencial, las reservas no convencionales de gas argentinas podrían consumir el 11,4% del presupuesto de carbono restante requerido para mantener la temperatura media global por debajo de 1,5ºC.

“Los proyectos de Vaca Muerta son malos de principio a fin. Amenazan la salud de las comunidades y de los ecosistemas en el área circundante y exacerban la crisis climática, en un momento en que la comunidad global se esfuerza por eliminar los combustibles fósiles”, declara Steven Feit, abogado del Centro de Derecho Ambiental Internacional (CIEL por sus siglas en inglés). “OPIC no debería poner a las comunidades argentinas y el clima global en la línea de fuego en un proyecto dañino y financieramente riesgoso”.     

En cartas enviadas a la Junta Directiva de OPIC, miembros de la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos expresaron su oposición al proyecto. La carta de la Cámara establece que, “entre muchas preocupaciones, un factor principal es que estos proyectos producirían emisiones significativas y perjudiciales del proceso de fracking que afectarían la calidad del aire y contaminarían las fuentes de agua por los subproductos de esta actividad, así como emisiones secundarias perjudiciales por el uso de los combustibles fósiles que se producen, que el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) del proyecto no detalla ni explica por completo”.

Según un análisis crítico del Instituto de Economías Energéticas y Análisis Financiero (IEEFA, por sus siglas en inglés), los planes para fracturar Vaca Muerta son “financieramente riesgosos, fiscalmente peligrosos”, y son dependientes de subsidios públicos poco realistas. “En un contexto de crisis económica en Argentina, el Gobierno gastó 1% de su presupuesto nacional para apoyar las empresas privadas en Vaca Muerta”, declara Di Paola.

FARN, FOE y CIEL identificaron serias faltas en el EsIA de los proyectos, que revelan que los proyectos están en clara violación de la política de OPIC, así como de la legislación argentina e internacional. Entre sus muchas deficiencias, el EsIA de Vaca Muerta no ofrece un análisis alternativo, no evalúa adecuadamente las emisiones de gases de efecto invernadero, carece de una consulta pública adecuada, viola los derechos de los pueblos indígenas cercanos y presenta un análisis completamente incompleto de los impactos nocivos de los proyectos. Las preocupaciones sobre posibles conflictos de interés y otras irregularidades generan más preguntas sobre la diligencia debida de OPIC.

Un estudio de Oxford de 2016 encontró que para que el mundo tenga un 50% de posibilidades de mantenerse dentro de los límites acordados internacionalmente para el calentamiento global, no se podrían construir nuevas plantas de combustibles fósiles después de 2017, lo que señala problemas fundamentales en las posibles inversiones de OPIC en Vaca Muerta.

El 1° de octubre, OPIC se incluirá en la nueva Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (DFC por sus siglas en inglés).


El Centro de Derecho Ambiental Internacional (CIEL) usa el poder de la ley para proteger el ambiente, promover los derechos humanos, y garantizar una sociedad justa y sustentable. CIEL es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa en el interés público global, incluida la asesoría legal, la investigación de políticas, análisis, educación, capacitación y desarrollo de capacidades.

Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) es una organización no gubernamental, sin fines de lucro y apartidaria, fundada en 1985 en Argentina. Nuestro principal objetivo es promover el desarrollo sustentable a través de la política, el derecho y la organización institucional de la sociedad. Trabajamos para promover el desarrollo sustentable y una ciudadanía democrática y participativa, promoviendo el acceso a la información pública y a la justicia.

Friends of the Earth (FoE) lucha para proteger nuestro medio ambiente y crear un mundo sano y justo. Decimos la verdad al poder y exponemos a quienes ponen en peligro a las personas y al planeta. Nuestras campañas están destinadas para responsabilizar a políticos y corporaciones, transformar nuestros sistemas económicos, proteger nuestros bosques y océanos y revolucionar nuestros sistemas de alimentación y agricultura.


Members of Congress, Argentinian and U.S. groups call on OPIC to reject financing for fracking in Argentina

WASHINGTON, D.C. – In its final meeting this Wednesday, the board of directors of the Overseas Private Investment Corporation (OPIC) will consider two major fracking projects in Argentina that would worsen the climate emergency the world is now facing.

“Drilling in Vaca Muerta will accelerate the climate crisis and push the planet further toward catastrophe,” said María Marta Di Paola, research director from Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN). “The environmental and social impacts of these projects will hurt public health and the water, land, and air. In fact, the U.N. Committee on Economic, Social, and Cultural Rights has urged Argentina to reconsider the exploitation of Vaca Muerta because of its social and environmental impacts on current and future generations.”

The projects, located in the Vaca Muerta basin in Argentina’s Patagonia, would entail drilling and infrastructure for 110 wells, the development and operation of midstream facilities to process and transport unconventional oil and gas and refurbishment of existing facilities to support new production. Vista Oil & Gas Argentina S.A. and Aleph Midstream S.A., the project applicants, have applied for $450 million in financing from OPIC. Further, during Argentina’s G20 presidency, OPIC signed a letter of interest that includes an additional $350 million to finance a gas pipeline in Argentina.

“The U.S. government should not be spending a single cent, let alone a total of $800 million, to exploit fossil fuels in Argentina, an upper middle-income country,” said Karen Orenstein, deputy director of economic policy at Friends of the Earth U.S. “As the world faces a climate emergency, U.S. funding for Vaca Muerta will add fuel to a fire that is already burning out of control.”

Exploited to their maximum potential, Argentina’s unconventional gas reserves could eat up 11.4% of the world’s remaining carbon budget required to keep global temperature rise to below 1.5 degrees Celsius.

“The Vaca Muerta projects are bad from start to finish. They threaten the health of communities and ecosystems in the surrounding area and exacerbate the climate crisis at a time when the global community is striving to phase out fossil fuels,” said Steven Feit, staff attorney at Center for International Environmental Law (CIEL). “OPIC should not put communities in Argentina and the global climate on the line to gamble on a harmful and financially risky project.” 

In letters sent to the Board of Directors of OPIC, members of the U.S. House of Representatives and U.S. Senate voiced their opposition to the project. The House letter states, “Of many concerns, a primary factor is that these projects will produce significant, damaging emissions from the fracking process that would affect air quality and water sources polluted by fracking byproducts, as well as harmful secondary emissions from the usage of the fossil fuels being produced, which the project’s ESIA does not fully detail and account for.”

According to a critical analysis by the Institute for Energy Economics and Financial Analysis, plans to frack Vaca Muerta are “financially risky, fiscally perilous,” and are dependent on unrealistic public subsidies. “In a context of economic crisis in Argentina, the national government spent 1% of our national budget to support private companies in Vaca Muerta,” Di Paola stated.

FARN, Friends of the Earth and CIEL have identified serious flaws in the projects’ environmental and social impact assessment (ESIA), which reveal the projects to be in clear violation of OPIC policy, as well as Argentinian and international law. Concerns about potential conflicts of interest and other improprieties raise further questions about OPIC’s due diligence.

A 2016 Oxford study found that for the world to have a 50% chance of staying within internationally agreed limits for global warming, no new fossil fuel plants could be built after 2017, pointing to fundamental problems in OPIC’s potential investments in Vaca Muerta.

On October 1, OPIC will be subsumed into the new U.S. International Development Finance Corporation (DFC). 

——————

The Center for International Environmental Law (CIEL) uses the power of the law to protect the environment, promote human rights, and ensure a just and sustainable society. CIEL is a non-profit organization dedicated to advocacy in the global public interest, including through legal counsel, policy research, analysis, education, training, and capacity building.

Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) is a non-governmental, non-profit and non-partisan organization, founded in 1985 in Argentina. Our main objective is to promote sustainable development through politics, law and the institutional organization of society. We promote access to public information, justice and democratic and participatory citizenship.

Friends of the Earth fights to protect our environment and create a healthy and just world. We speak truth to power and expose those who endanger people and the planet. Our campaigns work to hold politicians and corporations accountable, transform our economic systems, protect our forests and oceans, and revolutionize our food & agriculture systems.

Foto: argentina.gob.ar

Estas donando a: FARN

¿Qué monto te gustaría donar?
$10 $20 $30
¿Quisieras hacer regular tus donaciones? Quisiera donación(es)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Nombre*
Apellido*
Email *
Teléfono
Domicilio
Nota adicional
paypalstripe
Loading...