Inundaciones

Varias provincias de Argentina padecen hace tiempo las devastadoras consecuencias de las inundaciones. Estas situaciones no pueden ser entendidas como hechos catastróficos, imprevisibles o apocalípticos, sino que se relacionan de manera directa con el calentamiento global en el que estamos inmersos, el cual profundiza y multiplica los eventos climáticos extremos.
Además, las inundaciones están íntimamente vinculadas con el sostenimiento de un modelo productivo de base extractiva que ha cambiado de manera significativa el uso del suelo y arrasado el bosque nativo. Revertir este proceso demanda la planificación y puesta en marcha de políticas que integren las dimensiones del desarrollo con el ambiente, lo cual se traduce como un gran desafío para la gestión estatal.

Necesitamos contar con medidas serias de adaptación al cambio climático, que integren sistemas de evaluación de riesgos y alertas que permitan a los gobiernos y la población actuar de forma temprana. De lo contrario, la degradación del recurso hídrico continuará profundizándose, dejando a quienes viven en los territorios más vulnerables a las inundaciones pasados por agua.

Leave a Reply