Subsidios y Descarbonización

Los combustibles fósiles continúan a la vanguardia como fuentes de generación de energía en Argentina, con sus consecuencias ambientales negativas. La participación de los combustibles fósiles en la generación de energía para el mercado interno alcanzó un 92% durante 2016. Sólo un 4% del total de la energía ofertada en el mercado interno provino de fuentes renovables, y  apenas el 2% la energía eléctrica provino del mismo tipo de fuentes, a pesar de contar con una ley que establece que ese aporte debe alcanzar el 8% en 2017 y al 20% en 2025 (*). 

 

Argentina ha fomentado notablemente el consumo de combustibles fósiles en los últimos años: El gasto destinado a subsidios de combustibles fósiles representó el 2,5% de su PBI durante 2014. Además, ocupó el cuarto lugar en el gasto de subsidios a los combustibles fósiles como porcentaje de PBI entre los países de G20 durante el mismo año, sólo detrás de Arabia Saudita, Indonesia y China (**). 

 

Desde FARN realizamos investigaciones y generamos documentos vinculados a esta temática, con el fin de promover el debate crítico y la construcción de consensos en el marco de la institucionalidad ciudadana.

 

(*) Fuente: Escenarios Energéticos, Ministerio de Energía y Minería de la Nación.
(**) Fuente:  Brown to Green Report 2017, Climate Transparency.
 

Leave a Reply