Comunicados

Rotundo rechazo a la modificación de las leyes ambientales

En una contundente declaración conjunta, más de 100 organizaciones de la sociedad civil enviaron una carta a Diputados para rechazar las modificaciones a las leyes ambientales propuestas en el proyecto de Ley Ómnibus.

En la jornada de ayer, más de 100 organizaciones de la sociedad civil presentaron ante la Cámara de Diputados de la Nación una carta donde reclamaron que las leyes que pretenden ser modificadas en el capítulo ambiental del proyecto de Ley “Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos” no sean incorporadas.

Como lo manifestaron en una carta anterior, enviada durante los primeros días de enero, la modificación de estas leyes ambientales, “no tienen ninguna relación con las necesidades y urgencias de la situación económica que atraviesa la Argentina, por lo que no hay justificación alguna para que sean incorporadas en el paquete de reformas”.

La misiva detalla cómo las propuestas de modificación a la Ley de Bosques, la Ley de Glaciares y la Ley de Control de Actividades de Quema, entre otras, representan una amenaza directa al derecho de los argentinos y las argentinas a vivir en un ambiente sano.

Además, señala que estas modificaciones incumplen los compromisos internacionales suscritos por Argentina. El proyecto de ley «Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos» es cuestionado por “vulnerar el principio de no regresión ambiental, ya que los cambios propuestos implicarían una disminución de los niveles de protección ambiental ya alcanzados”.

Las organizaciones firmantes hacen un llamado a la Cámara de Diputados para que no dé curso a estas propuestas que chocan frontalmente con “principios jurídicos y la normativa nacional e internacional vigente en el país, afectando los resultados económicos productivos de diversas actividades que se pretenden beneficiar y arriesgando seriamente el cumplimiento de los compromisos asumidos por el país en los foros multilaterales ambientales”.

Las organizaciones firmantes solicitan que, “los diputados y diputadas deben salvaguardar los derechos fundamentales de los ciudadanos y el compromiso internacional del país con la protección del medio ambiente rechazando estos cambios y eliminandolos del proyecto de ley”.