Comunicados

Carbono neutralidad a 2050: escenarios para reducir la emisión de gases de efecto invernadero de los sectores vinculados al uso de la tierra en la Argentina

UNICEN, en colaboración con FARN, elaboró un informe que desarrolla posibles escenarios y transformaciones del sector agrícola, ganadero, forestal y de otros usos de la tierra con el objetivo de contribuir a la mitigación del cambio climático. El documento, además, aborda las implicancias socioeconómicas, socioambientales y político-institucionales de cada escenario, con sus potenciales impactos negativos y positivos.

De acuerdo al Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero de la República Argentina, elaborado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación (MAyDS), el 39% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el país durante el 2018 provinieron de la agricultura, la ganadería, la silvicultura y otros usos y cambios en el uso de la tierra.

Frente a las consecuencias que estos gases tienen sobre el calentamiento global y la actual crisis climática, la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN), en colaboración con la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), elaboró un informe que desarrolla distintos posibles escenarios para el uso de la tierra en la Argentina con el objetivo de reducir las emisiones de GEI y alcanzar la carbono neutralidad para el año 2050.

Los dos escenarios son:

  • Escenario Tendencial: desarrollado a partir de las acciones y metas de los programas oficiales actuales y las proyecciones de organismos multilaterales.
  • Escenario de Emisiones Cero: desarrollado a partir de transformaciones en la producción ganadera y agrícola y el sector forestal para alcanzar emisiones nulas.

A lo largo del trabajo se analizan los resultados de cada escenario en términos de emisión de GEI, los usos de la tierra y la eficiencia y productividad del sector. A su vez, se abordan los aspectos socioambientales, socioeconómicos y político-institucionales de cada uno, con sus potenciales impactos negativos y positivos; y se plantea la necesidad de llevar adelante una estrategia de comunicación que contribuya a lograr cambios de hábitos y comportamientos tanto individuales como colectivos.

Como se plantea en el informe, las actuales prácticas agrícolas y ganaderas causaron una pérdida sostenida de carbono y otros nutrientes del suelo a lo largo de las últimas décadas. La expansión de estas actividades, sumado a la explotación de la madera como combustible y para otros usos, promovió una deforestación del bosque nativo en grandes regiones del norte del país, con consecuencias negativas sobre la biodiversidad, las poblaciones y comunidades vinculadas, y los servicios ecosistémicos que brindan los bosques.

El proceso de transformación del sistema agrícola, ganadero, forestal y de otros usos de la tierra para alcanzar la carbono neutralidad a 2050 abre oportunidades para llevar al sector a un sendero de sostenibilidad. Contar con herramientas que permitan hacer una evaluación sistémica de las acciones que se propongan, integrando en un mismo análisis las dimensiones socioambiental, socioeconómica y político-institucional, servirán como insumo y fuente de información tanto para tomadores de decisiones como para la ciudadanía.