Comunicados

Sismos en Vaca Muerta: Evaluación Ambiental Estratégica y Regional frente a la década fracturada

Junto a la Comunidad Mapuche LOF WIRKALEO y a vecinos y vecinas de la localidad de Sauzal Bonito, en Neuquén, desde FARN hicimos una nueva presentación ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación solicitando una Evaluación Ambiental Estratégica y la suspensión inmediata de todas las actividades de fracturación hidráulica en Vaca Muerta hasta tanto se analicen sus impactos acumulativos.  

Esta presentación amplía la demanda en el caso de la sismicidad inducida por la fracturación hidráulica (fracking) en Vaca Muerta, que realizamos en junio del año 2021.

En este expediente judicial, fueron denunciados los sismos acontecidos en los últimos meses y los daños materiales generados en las viviendas de Sauzal Bonito. Además, la presentación fue acompañada con los informes técnicos elaborados por el Observatorio de Sismicidad Inducida (OSI), a cargo de Javier Grosso y Guillermo Tamburini, referidos a Bajada de Palo Oeste y Fortín de Piedra

Asimismo, solicitamos a los jueces de la Corte Suprema que requieran al Instituto Geofísico Volponi de la Universidad de San Juan los datos de magnitudes e intensidades de todos los sismos calculados para la provincia de Neuquén.

Los estudios de impacto ambiental de los pozos de fracturación hidráulica presentados por las empresas que operan en Vaca Muerta no evalúan la variable de sismicidad inducida. Esto revela la desconexión e indiferencia con la realidad que sufren los vecinos y vecinas de Sauzal Bonito, Rincón de los Sauces, Añelo y otras localidades aledañas. Esta omisión se ve agravada por la ausencia de análisis de impactos acumulativos entre los diferentes pozos y yacimientos no convencionales en los que se desarrolla la fracturación hidráulica.

Frente a la expansión de los combustibles fósiles a través de yacimientos no convencionales -en abierta oposición con compromisos climáticos internacionales-, y dado el impacto que implica esta actividad para el uso y acceso al agua, solicitamos ante la Corte Suprema una Evaluación Ambiental Estratégica (EAE). Esta herramienta de política ambiental, que representa un análisis y gestión de programas y políticas gubernamentales que plantean objetivos ambientales a mediano y largo plazo, se caracteriza por la ponderación de alternativas y la evaluación de impactos acumulativos. 

Por eso, exigimos que se suspenda inmediatamente toda actividad de fracturación hidráulica hasta tanto se analicen los impactos acumulativos (Art. 17.7 inc. b del Acuerdo de Escazú) y se elabore una EAE y una Evaluación Ambiental Regional (EAR). Esta última se centra en la evaluación de los impactos en un área mayor al Estudio de Impacto Ambiental para un territorio determinado, como, por ejemplo, Vaca Muerta, que abarca a las provincias de Neuquén, Río Negro, Mendoza y La Pampa. 

En este sentido, no hay que olvidar que el amparo iniciado hace 3 años requirió una red sísmica que brinde precisiones en tiempo y espacio, alimentando una línea de base, sobre la sismicidad que se presenta en la región. También la demanda se refirió a la necesidad de desarrollar un modelo sísmico de la sismicidad regional. Justamente, el mayor alcance territorial permite que la EAR pueda hacerse para distintos proyectos en la misma región y para evaluar sus impactos acumulativos.