No hay que subsidiar las energías fósiles

La matriz energética argentina se compone mayoritariamente de combustibles fósiles (86%). Esto se debe en gran parte a la historia energética de nuestro país y el fuerte desarrollo que tuvo esa industria en el siglo XX.